14 nov. 2018

"Tus manos": la poesía de la antireceta

El tercer trimestre es uno muy loco en la vida de los docentes y de los alumnos, porque todos tenemos que lidiar con la locura de todos. Por eso es el trimestre que elijo para trabajar poesía con los segundos años. Para ver si nos calmamos un poco todos, claro.

El recorrido siempre es divertido: encontrar a los chicos con un poema, ver qué les pasa, leer otros, ver qué piensan, conversar sobre qué es la poesía, por qué nos rompe la cabeza y el corazón (y nos los vuelve a armar), y qué pasa con los recursos que a veces se usan para escribirla.

Este año, no obstante, en la búsqueda por probar más y como resultado de los caminos de este año, el libro Anti-recetario. Reflexiones y talleres para el aula de Literatura, coordinado por María Florencia Ortíz, y Tus ojos, ese bello libro de poemas de Eduardo Abel Gimenez que reseñé por acá, me acercaron una nueva pista.

Anti-recetario se presentó en septiembre, en el VI Simposio de Literatura Infantil y Juvenil del Mercosur, y fue ahí donde, luego de escuchar a Florencia Ortíz hablar del trabajo volcado en este libro y las búsquedas de todo su equipo, lo conseguí. Tal y como indica su nombre, este libro ofrece reflexiones sobre la lectura y la escritura en el aula y una segunda parte de taller de escritura, con diversas propuestas sencillas y originales para animarse a experimentar con alumnos y valientes. 

Ahí encontré la pista, cuando pasando las páginas me crucé una propuesta orientada hacia la poesía que partía de la lectura de Tus ojos.


Así que, guiada por esa propuesta, la semana pasada llevé el libro de Eduardo para leerlo y mirarlo con mis alumnos y, desde ahí, experimentar a partir del recurso de la comparación pero con otro elemento del cuerpo: las manos. 

"Tus manos son como..."

Los primeros resultados fueron tímidos: los alumnos se acercaban temerosos a mostrarme sus poemas bajo la premisa de "seguro está mal, profe". Cuando la respuesta que recibían era positiva, era animosa, era alegre, el temor se corría un poco y aparecía la incredulidad. "¿En serio, profe?".

Entonces los poemas empezaron a circular. Divertidos, los alumnos se mostraban y leían entre ellos lo que habían escrito, se reían y señalaban versos extraños, originales, absurdos. Había empezado la fiesta.

Luego de acompañar la escritura y de animarlos a escribir lo que quisieran ("tus manos son como mariposas", "como pétalos de rosa", "como una Manaos fría", "como meterle un caño a tu rival"), se me ocurrió un paso más (paso que seguro voy a agregar en lápiz en mi Anti-recetario): si Tus ojos de Eduardo está tan bonita y originalmente ilustrado por Cecilia Afonso Esteves, ¿por qué no también los poemas de mis alumnos?

Así que lancé la propuesta: cada uno debía animarse a pensar visualmente su poema, para ilustrarlo, decorarlo, armarle un collage, sacarle una foto, lo que fuera. Y la muchachada adolescente no se quejó, le pareció muy bien y se animó. 

Hoy llegaron todos con sus poemas coloridos, rayados, desordenados y disfrutados, y nos lanzamos al último paso: intervenir la escuela. Salimos por los pasillos, copamos las paredes y dejamos los poemas por todas partes, en grupos diversos de "tus manos son como". Así:





Casi como una excursión dentro de la propia escuela. Los alumnos leyeron, se rieron, se animaron y armaron arte. Toda una experiencia, digna del tercer trimestre y su locura (pero, hoy, de la buena).

:)

10 comentarios:

  1. Me encanta lo que hiciste, Marina. ¡Gracias por contarlo!

    ResponderEliminar
  2. Preciosas poesías! ❤
    Excelente trabajo 👏👏👏👏
    Gracias por compartirla😘

    ResponderEliminar
  3. Gracias, marina!!! Que fantástico que manos como ojos siga creciendo. Y mil gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa experiencia! Gracias, Marina, por compartir.
    Sumamos nosotras también tu plus al libro! Ese es el espíritu: Crear, recrear, sumar, habitar la palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ustedes por tanto trabajo y tanta dedicación puesta, se nota en cada lectura y propuesta. ¡Gracias!

      Eliminar
  5. Buenísimo, Maru. Es un tema hacerle frente al tercer trimestre!! También le mandé poesía: desarma y arma, al parecer
    Voy a tener en cuenta las recomendaciones y los libros que sugerís. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía salva, siempre, vos lo sabés mejor que todos nosotros :)
      Si usás otras ideas/recursos, contame y compartimos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...