viernes, 7 de febrero de 2014

Cress

Cress (Crónicas Lunares, #3), Marissa Meyer, 2014. Feiwel & Friends.
Cinder y el capitán Thorne son fugitivos y escaparon. Scarlet y Wolf los siguen. Juntos, los cuatro, están planeando derrocar a la Reina Levana y a todo su ejército. 
Su esperanza reside en Cress, que desde su niñez vive encerrada en un satélite, rodeada de pantallas. Todo ese tiempo frente a computadoras transformaron a Cress en una hacker excelente. Pero desafortunadamente, ella acaba de recibir órdenes de Levana para buscar y atrapar a Cinder y sus cómplices. 
Cuando un rescate osado sale mal, el grupo se separa. Cress finalmente es libre, pero su libertad viene a un precio muy alto. Mientras tanto, Levana no permitirá que nada detenga su matrimonio con el Emperador Kai. Cress, Scarlet y Cinder no habrán firmado un contrato para salvar el mundo pero podrían ser las únicas capaces de hacerlo.

El tercer libro de la saga centra su atención en otro clásico de los cuentos de hadas: Rapunzel. Está vez, Rapunzel (en este libro, Cress), no está atrapada en una torre, y su pelo no es la puerta de entrada para su madrastra. Cress vive en un satélite, es una hacker experta y tiene una dueña (Mistress Sybil) que la atormenta con pedidos de la reina de Luna.

Marissa Meyer lo logra de vuelta. Su reinterpretación moderna de Rapunzel es exitosa y se inserta a la perfección en el mundo de Cinder y Scarlet (Cenicienta y Caperucita Roja, respectivamente). Es increíble, pero es así: en este libro conviven las tres protagonistas de historias diferentes y disímiles, y lo hacen de forma armoniosa y en favor de una trama superior e independiente de sus historias (exceptuando la de Cinder, no olvidemos que ella es el personaje central y que, a fin de cuentas, todo lo que está ocurriendo es por ella).

Cress continúa la cuota de aventura y suspenso que se venía sembrando en los libros anteriores. Si bien la acción es menor y se limita a un par de escenas, todo contribuye a profundizar la historia de la rebelión y a aumentar el clima de tensión global que abunda en cada capítulo.

Los personajes siguen fieles a sus desarrollos, y Cinder, Kai, Thorne y Cress reciben un tiempo bastante abundante dentro de la historia para seguir expandiéndose. Por motivos que no puedo decir sin arruinar parte de la historia, Scarlet y Wolf quedan relegados del primer plano, pero la novela promete a cada paso que en el próximo libro ambos van a volver a ser protagonistas. Ya verán porqué.

A estos personajes se suman historias de otros (el doctor Erland, un poco más de Levana, una historia muy interesante en el pasado de Cress, y, más importante, una primera mirada a la protagonista del próximo libro, Winter, la nueva versión de Blancanieves), y Marissa Meyer logra ampliar la escala de su historia para incluir la Luna. Las tensiones son palpables y la trama política alcanza su punto límite, ya muy cerca de estallar y generar el desenlace.

Cress es un tercer libro muy sólido, que no aburre ni reitera, y que logra volver a narrar otro cuento de hadas dentro de la ciencia ficción con mucho éxito. Marissa Meyer profundiza las complicaciones con las que se cruzan los personajes y revela otras, empezando a tensionar todos los hilos que viene trazando desde hace tres libros y preparando para el desenlace, otro nuevo personaje, y un final que, por ahora, promete fuegos artificiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...