miércoles, 13 de junio de 2012

Divergente

Divergente (Divergente, #1), Verónica Roth, 2011. Editorial Molino.

En un futuro distópico donde la guerra ha destruido el orden antiguo, la sociedad donde vive Beatrice Prior se organiza en cinco facciones diferentes en donde se dedican a cultivar una virtud en particular. Cuando finalmente llega el día de iniciación, día en que todos los jóvenes de 16 años deben elegir a qué facción quieren pertenecer de por vida, Beatrice hace una elección que cambia su vida y la de quienes la rodean, sorprendiendo a todos y a ella misma. Comienza así un nuevo camino donde se encontrará con nuevas amistades, peligrosas aventuras, y un secreto terrible que pondrá en peligro su vida.

Las distopías siguen al orden del día y Verónica Roth sorprende con un libro que logra mezclar de forma exitosa los ingredientes tradicionales de este tipo de historias. Con una premisa que conquista, la historia abre las puertas a una sociedad de estereotipos y aparentemente perfecta. Roth construye un sólido escenario distópico y desde allí despliega una interesante gama de personaje.

Beatrice, "Tris", comienza siendo una protagonista tradicional, que simplemente cumple con los requisitos para estar en una historia de este estilo. Sin embargo, una vez que se comienza a descubrir cómo funciona esta sociedad y Beatrice es sometida a una serie de situaciones extremas y decisivas, comienza a configurarse como algo más, como una protagonista con nombre propio, que no imita modelos de otras novelas. Su constante duda respecto de las decisiones que ha hecho y debe hacer le otorga una dimensión mental diferente, que se complementa de forma adecuada con su impulsividad. Si bien en algunos momentos resulta difícil conectarse por completo con ella, Beatrice crece a medida que crece la novela, y se acompleja a medida que se acompleja la situación de su sociedad, logrando generar un progreso global que, finalmente, facilita la identificación.

Un sólido espectro de personajes secundarios complementa de forma casi perfecta a la heroína. Los diálogos, suaves, naturales, se corresponden con la cultura de la sociedad y reflejan de forma fácil las relaciones que se establecen entre los diversos personajes. Roth los entiende y sabe lucirlos. A todo esto se le suma la capacidad de la autora para desarrollar poderosas escenas de acción y violencia que están al tono de la distopía y no se alejan de la realidad de ésta sociedad.

Si bien algunos cabos quedan sueltos y surgen preguntas a medida que avanza la historia que no reciben respuesta, la historia tiene la suficiente potencia para avanzar y hacer avanzar y crecer a sus personajes. De todas formas, es una triología, es natural que no todo se responda.

Divergente abre las puertas a una trilogía interesante y, sobre todo, muy entretenida, que hace que sea imposible dejar de leer una vez comenzado el libro. Solamente esperemos que se publique pronto en Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...