domingo, 30 de diciembre de 2012

Lo mejor del 2012

El año termina y es imposible evitar hacer un promedio de todos los libros leídos. Habiendo superado mi reto de Goodreads (el objetivo era 75 libros y alcancé los 91. Un récord magnífico... o alarmante, si sos mi mamá) tengo un amplio espectro de posibilidades para evaluar.
Podría comenzar con aquellos libros que considero las mejores lecturas de este año (es decir, los libros que me obligaron a leer de un tirón, que me emocionaron, me desesperaron o establecieron una suerte de conexión casi espiritual). Algunos están reseñados, otros todavía no, pero acá están:

Estos son los mejores de este año. Libros que conmueven, que presentan historias desgarradoras y emocionantes, repletos de personajes que cautivan. Cada uno de estos libros me volvió a demostrar que la escritura es un arte que puede moldear y abrir nuevas puertas. Todos están más que recomendados.
Pero así como cada año hay cosas excelentes, también hay otras que quedan lejos del puntaje de cinco estrellas. Quizás este año mi mayor decepción fue Faulkner. Me embarqué con Gambito de Caballo y Relatos Inéditos y tuve muchos problemas para lograr leerlos. Al primero lo terminé, pero fue una ardua tarea lograr recordar en qué consistía cada una de las historias. Al segundo ni siquiera lo terminé. Quizás deba probar con las novelas de Faulkner. Tal vez por ahí encuentre otra puerta de entrada a este autor.

Termina el año pero empieza otro y con él, ¡nuevos desafíos! Voy a inaugurar una página de desafíos en donde voy a incluir los retos que planeo completar este 2013. Por supuesto que, además del desafío anual de Goodreads y otros pequeños desafíos a los que me voy a sumar, otro gran desafío será terminar las sagas que empecé este año - cuyas secuelas se publican todas el año que viene. Va a ser un año de emociones encontradas - y reducir mi lista de "to-read" en Goodreads.

¡Muchas gracias por toda la compañía y comentarios este año! Que el 2013 traiga más libros, más emociones y nuevos amigos a través de las historias con las que nos encontremos :)

viernes, 21 de diciembre de 2012

Camino a Aletheia

Camino a Aletheia, Victoria Bayona, 2011. Norma.

La capitana Marion perdió el rastro de su barco años atrás, cuando Petro Landas la abandonó de forma misteriosa y sin demasiadas explicaciones. Desde entonces, Marion ha ido perdiendo cada vez más las esperanzas de volver a recuperar su antigua vida. Sin embargo, un día, un hombre extraño, en unas circunstancias aún más extrañas, le ofrece el mando de su antiguo barco y le confirma unas noticias perturbadoras: Petro está desaparecido desde hace ya un par de meses.
Pero eso no es todo. Este mismo extraño le ofrece la posibilidad de embarcarse en una gran aventura, que la involucrará en los conflictos políticos de Knur y la enfrentará con su propio pasado, todas sus creencias y sus habilidades como capitana.

Camino a Aletheia propone una variante muy interesante dentro de los tópicos usuales del género infantil/juvenil. Una capitana, una historia que gira alrededor del mar, barcos y viajes, y una trama política que se va desentrañando con paso lento, dejando lugar a otro tipo de aventuras y revelaciones. 

La novela es Marion y, sin ella, la historia no existiría. Victoria Bayona demuestra una destreza excepcional a la hora de delinear un personaje tan complejo e interesante que, en ningún momento, pierde su cuota de realismo. 
La capitana prueba ser un personaje único. Su determinación, su famoso "corazón de piedra" y, sobre todo, su resiliencia y perseverancia la constituyen como un personaje innovador dentro del espectro de personajes femeninos que tradicionalmente habitan las historias fantásticas. Es una mujer que se propone metas, avanza hacia lo que desea, y rompe moldes. Es prácticamente el único personaje femenino en medio de una amplia constelación de hombres, y en ningún momento pierde protagonismo o potencia. Es fuerte, sabe pelear, es sagaz y puede controlar a su tripulación. Marion propone un modelo femenino muy real y capaz y es ella, sin duda alguna, una de las cosas que más disfruté de este libro. Sus diálogos están cargados de un humor muy sutil e inteligente que no sólo hacen disfrutar sus interacciones con los demás personajes sino que, además, invitan a pensar que Marion debe ser alguien muy interesante con quien pasar el rato.

Me resultó interesante, además, el tipo de relaciones que ella establece con quienes la acompañan en sus viajes. Algunos miembros de la tripulación le temen, otros la valoran a una distancia segura, e incluso se mencionan a otros que desconfían de su capacidad. Todas las posturas ante una mujer capitana son exploradas de forma sutil y Marion se alza digna de su título dados sus esfuerzos y luchas por llegar hasta allí. La relación que establece con Augur es también digna de mención porque logran establecer un vínculo de igualdad y respeto más allá de las diferencias de creencia y carácter. Marion se abre paso sin ningún tipo de dificultad en este mundo que la quiere presa y que la dejó sin nada.

Quizás me hubiese gustado leer un poco más sobre la Papisa, la gran antagonista de esta historia, dado que sus descripciones delineaban a un personaje muy interesante y complejo. Ella trae consigo la perturbadora propuesta de la manipulación de todo un pueblo mediante el manejo del pasado y esto, y todo lo que implica esta noción (cómo lo logró, qué atrocidades tuvo que llevar a cabo, cómo una mujer alcanzó semejante poder) me hubiese gustado saberlo.

La historia está plagada de intrigas y encuentros sobrenaturales. El ritmo de la acción no se detiene nunca y escala a medida que Marion y sus acompañantes se acercan al desenlace de su gran viaje. Es difícil aburrirse cuando el mundo se abre como insólito y nuevo ante los ojos de Marion y cuando, poco a poco, se va descubriendo una línea política que subyace toda la historia. A esto se le suma el camino de autodescubrimiento que Marion inicia sin querer cuando acepta sumarse a esta aventura, y que explora aún más al personaje y la explica, a ella, a su carácter y a sus acciones. Los capítulos que relatan la vida previa de Marion significan un complemento muy interesante, dado que hablan de una Marion muy distinta, que recién comenzaba a descubrir qué quería de la vida.

Victoria Bayona también hace un uso muy acertado de las descripciones de las ciudades que visitan los viajeros, los lugares inexplorados y los animales (que, en esta historia, tienen un lugar muy preeminente) que se van cruzando. Las imágenes visuales y olfativas generan un clima muy real y completan las imágenes que acompañan, generando una sensación de realidad que resulta muy importante dada la cantidad de veces que los personajes cambian de ciudad o habitaciones.

Camino a Aletheia es una apuesta nueva dentro del género fantástico en Argentina, que propone personajes y tópicos fuera de los lugares comunes hacia los que suele dirigirse el género. Con un buen ritmo pero, sobre todo, con un personaje sólido e único, la historia entretiene y triunfa, y deja deseos de volver a embarcarse en el Ketterpilar y seguir acompañando a Marion en nuevas aventuras.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Ciudad de Ceniza

Ciudad de Ceniza (Cazadores de Sombras, #2), Cassandra Clare, 2010. Destino.

Clary Fray no es dueña de una vida normal. Es una cazadora de sombras, su madre está en un coma mágico y ella, de pronto, puede ver demonios y otros seres como hombres lobo, vampiros y hadas. Nada es normal en su vida. Si Clary abandonara el mundo de los cazadores de sombras, eso significaría más tiempo con Simon, que se está volviendo algo más que su mejor amigo. Pero el mundo de los cazadores de sombras no está listo para dejarla ir, especialmente su nuevo hermano Jace. Además, la única posibilidad que tiene Clary para ayudar a despertar a su madre es encontrar a Valentine, un cazador de sombras rebelde, loco, malvado, que también es su padre.
Para complicar áun más las cosas, alguien está asesinando niños subterráneos. ¿Está Valentine detrás de estos asesinatos? Si es así, ¿qué está tratando de hacer? Cuando el segundo de los Instrumentos Mortales, la Espada, es robada, la Inquisidora llega para investigar y se concentra en Jace. ¿Cómo puede Clary detener a Valentine si Jace está dispuesto a traicionar todo lo que cree con tal de ayudar a su padre?

En esta segunda entrega de la saga de Cazadores de Sombras la tensión que escala en el final del primer libro se continúa a lo largo de toda la historia. Con la terrible revelación de que Jace y Clary son hermanos e hijos de Valentine, la historia comienza a adentrarse en la oscuridad del pasado de las familias y los cazadores que crecieron junto a Valentine.

El primer libro funcionaba a modo de introducción al mundo de los cazadores, los subterráneos y los demonios, y Ciudad de Ceniza aprovecha que ya no hay que explicar demasiadas cosas y comienza a introducirse en la mitología propia de estos mundos que habitan el mundo mundano. Los personajes que acompañan a Clary - Isabelle, Alec, Simon, Luke y los demás personajes que comienzan a incorporarse a la historia - reciben un tratamiento muy distinto al del primer libro. Hay una profundización muy notoria de sus conflictos internos, de sus deseos y sus búsquedas, y todos se van configurando como seres muy complejos. El desarrollo es paulatino y en ningún momento se siente forzado. Los personajes se despliegan con sutileza, definiéndose cada vez más, separándose e identificándose como únicos. 

Resulta interesante también la forma en que la relación entre Clary y Simon se desarrolla en este libro. Muy de acuerdo con la complejidad de la relación entre Jace y Clary, Cassandra Clare explora otras posibilidades, poniendo en jaque los deseos de los personajes, los posibles y los prohibidos, y demostrando que esta no es una historia sobre Clary únicamente. Simon merece un tratamiento muy especial en este libro, con avances en la historia que cambian su vida por completo y mantienen en vilo al lector. Cambios irreversibles dan un giro inesperado a la historia y abren puertas a nuevas posibilidades y nuevas complicaciones, que dejan al lector preguntándose cómo va a hacer la autora para continuar una historia que cada vez apuesta más alto.

La aventura no se hace desear y la historia estalla continuamente en escenas de acción que se corresponden en gran medida con las del primer libro. Sin embargo, también de forma paulatina, la acción escala, los conflictos entran en tensión, y la historia construye clima para la batalla final que se desata en un escenario muy poco común. Nuevamente, en apenas un par de capítulos hacia el final, Cassandra Clare planta nuevas incógnitas y descubrimientos que profundizan la complejidad del mundo fantástico y obligan a continuar hacia el próximo libro sin escalas.

Trabajando con la delicadeza de un artesano, Cassandra Clare construye y esculpe una historia tan antigua como el mundo mismo en un espectro de personajes jóvenes, llenos de dudas y sueños, que se ven lanzados en una batalla mucho más grande de lo que ellos creen y se ven puestos a prueba todo el tiempo. Las preguntas sobre la amistad, el amor, la lealtad, la familia y los lazos de sangre habitan la historia, enriqueciendo las escenas de acción y revelando una dimensión interior, más profunda, que sostiene todo el hilo de la historia. Una lectura que atrapa tanto o más que el primer libro, que arroja más interrogantes que respuestas, y que prepara para una continuación que promete aún mucho más.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...